NUESTRA

HISTORIA

OFRECEMOS

Talisman Bistro Bar les ofrece una experiencia Bistro Chic Bar atmosférica y gastronómica única y excepcional en el “Triangulo dorado” en el mismo corazón de Barcelona, a solo 300 metros de plaza Cataluña y a 150 metros de plaza Urquinaona y del Palau de la Música.

Deliciosas comidas y bebidas servidas en un ambiente acogedor y decorativo. Talisman combina un concepto de Bistro Chic contemporáneo en lo que se refiere a comida, bebidas, música, arte y ambiente con una experiencia de Cocktail Barcontemporáneo. Talisman les ofrece platos ligeros inspirados en el Mediterráneo y tapas de la cocina catalana y española con influencias culinarias, ingredientes y técnicas de cocina imaginativas de todo el mundo.

Una amplia selección de tapas clásicas y reinterpretadas para compartir (o no…) servidas como antesala de una selección ligera y fresca de platos contemporáneos saludables. Como parte de una tradición gastronómica europea, también forman parte de esta selección platos clásicos mediterráneos.

TALISMAN BISTRO BAR

Talisman les ofrece una selección de más de 70 vinos de más de 10 países de cuatro continentes diferentes, así como también más de 15 opciones de cavas y champanes. Una amplia selección de cócteles y combinados  internacionales también servidos con amor y pasión por bármanes profesionales. Talisman es único como Bistro Chic Bar en la zona sur del Ensanche derecho.

A justo 300 metros de plaza Cataluña y a 100 metros de plaza Urquinaona y del Palau de la Música, la calle  Trafalgar es considerada por algunas revistas de tendencias como un “nuevo tipo de Soho” en Barcelona.

L A SITUACIÓN

Esta zona, limítrofe con el barrio Gótico y el Born y también la calle Trafalgar se han transformado durante los últimos años con la inauguración de 2 lujosos hoteles y más de 15 galerías de arte alrededor. La zona les ofrece todo lo que necesitan: una ubicación céntrica, buenas conexiones de transporte con toda la ciudad y nuevos espacios e instalaciones con gran personalidad. Aquí se unen dos energías —Sant Pere por debajo, con sus teatros y sus salas de baile, y el Ensanche justo por arriba. El vecindario converge y se está creando una nueva identidad que une a nuevos tipos de personas con vecinos ya establecidos.